EL PAPA FRANCISCO MIRA HACIA LOS ENFERMOS Y ABANDONADOS

Un camino de la cruz con María
enero 26, 2019
El Papa Francisco se reunió con niños panameños que tienen condición de vulnerabilidad social
enero 27, 2019

EL PAPA FRANCISCO MIRA HACIA LOS ENFERMOS Y ABANDONADOS

EL PAPA FRANCISCO MIRA HACIA LOS ENFERMOS Y ABANDONADOS.

EL PAPA FRANCISCO MIRA HACIA LOS ENFERMOS Y ABANDONADOS

El Hogar de Las Hermanas Misioneras de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta fue fundado hace más de 40 años (1978). Se trata de un Hogar que recoge y acoge personas enfermas y abandonadas en las calles de Panamá (niños, jóvenes, adultos y ancianos) para darle amor, alimentación y asistencia de salud. Actualmente recibe unas 58 personas que están enfermas y abandonadas.
Este Hogar es dirigido por las Hermanas Misioneras de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta. Actualmente es atendido por seis hermanas que pertenecen a esta Congregación Religiosa, quienes vienen de Las Filipinas. La hermana Mística, directora del Hogar, dice que ellas “han reaccionado muy emocionadas y agradecidas” porque serán visitadas por el Papa Francisco.
Según la hermana Mística, la visita del Papa Francisco “es una bendición para nosotras y para los pobres y para los demás que él va a encontrar dentro del Hogar”. En este contexto, invita a los jóvenes a “mirar la alegría de la vida consagrada, la cual implica disciplina, oración, vida en comunidad, testimoniar y reflejar la vida del Señor a través de la oración y de la acción. Esto no es fácil, pero es muy bello si hacemos la voluntad del Señor”.
La única fuente de sustentabilidad de este Hogar es la Providencia de Dios, pues no tienen ni propiedades ni ingresos fijos sino donativos que reciben de los corazones y manos generosas de personas e instituciones a través de las cuales Dios se manifiesta para hacer posible “la santificación y salvación de los pobres más pobres, para saciar la sed de Jesús crucificado por las almas”.
Inspirada en la vida y el pensamiento de Santa Teresa de Calcuta, su Madre fundadora, la hermana Mística nos dice que: “El problema de la humanidad no es falta de alimento sino falta de amor”. En este sentido, podemos hacer mucho para ayudar a los más pobres a superar su situación de pobreza en la medida en que seamos capaces de amar y de aceptar y acoger a cada persona tal y como es en su realidad.