“La cruz es signo de nuestra identidad cristiana”

Avances JMJ: Diócesis Colón – Kuna Yala
septiembre 24, 2018
“La JMJ materializa un sueño”
septiembre 25, 2018

“La cruz es signo de nuestra identidad cristiana”

Peregrinación de los Símbolos – Costa Rica

En su homilía, el día del recibimiento de los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), Monseñor José Manuel Garita hizo un llamado para que la cruz de San Juan Pablo II y el icono de María Salus Populi Romani nos ayuden a crecer en la fe.
Monseñor Garita indicó que “la cruz es signo de nuestra identidad cristiana” y enfatizó “que estos signos nos recuerden quién es nuestro Señor y Salvador, y cuál ha sido el precio con el que nos ha redimido. Nos recuerden a María como discípula fiel y modelo de santidad para la Iglesia”.
Fue el pasado jueves 19 de julio cuando los símbolos de la JMJ fueron recibidos en Sucre a las 9 a.m. para iniciar el recorrido por la Diócesis, hasta el lunes 23 de julio cuando serán entregados a la Diócesis de Limón, en la continuación de este peregrinar por la Iglesia presente en Costa Rica.
Ese jueves, los símbolos continuaron por el Colegio Diocesano, la Catedral y la Parroquia San Roque.
El viernes 20, los símbolos que son acompañados por las reliquias de los santos patronos de la JMJ también hicieron un recorrido por el Colegio Agropecuario San Carlos, la Parroquia Nuestra Señora Del Carmen en La Tigra, la Parroquia San Juan Bosco en La Fortuna, San Rafael Arcángel en Guatuso y Santo Domingo de Guzmán en Monterrey.
Las reliquias que acompañan el caminar de fe son de Santa Rosa de Lima, San Juan Pablo II, San Martín de Porres, San Juan Bosco, San José Sánchez del Río, Beata Sor María Romero y el Beato Oscar Arnulfo Romero.
Rezos de la Coronilla, rosarios, eucaristías y vigilas son parte de las vivencias que jóvenes y adultos han tenido en nuestra Diócesis.
El sábado 21 el recorrido de los símbolos ha llegado hasta las parroquias San Francisco de Asís en Los Chiles y San Rafael Arcángel de El Pavón. También comprende el recorrido por Santa Rosa de Pocosol y Nuestra Señora de Lourdes.