– 20

– 19
enero 2, 2019
– 21
diciembre 31, 2018
El 20 de Enero me comprometí con mi Novio Yair en una cena hermosa con nuestras Familias y decidimos casarnos en Abril del 2019. Ya teníamos pensado viajar a la JMJ en Panamá junto con nuestros hermanos del Grupos Juvenil la Gloria de Dios y sentía una alegría de saber que Dios me daba la oportunidad de soñar y saber que podía casarme y viajar siendo todo un Milagro de Él.
El 10 de Febrero mi abuela, que era una de mis razones de vida, fallece. Entre la tristeza de saber que ya no la podría abrazar ni tenerla el día más importante de mi vida, venía a mi mente sus palabras del día de mi compromiso donde me decía que quería que la Virgen María me acompañara durante mi vida y que viviera mi matrimonio con Dios.
Mi Dios me dio la fuerzas para continuar . Me concentré en las actividades que tenía para recaudar fondos para nuestro viaje. Después de un tiempo mi papá cayó enfermo y la angustia que se apoderó de mí fue muy fea y no la quería más. Me aferré mucho a mi Madre, la Virgen María, y con el rezo del Rosario sentía como ella abrazaba mi corazón para ser fuerte. Mi papá pudo ser atendido luego de mucha espera y le realizaron 2 intervenciones en el corazón y ahora esta mejor. Con todo eso mis ahorros para la JMJ y el matrimonio no iban bien, pero no deje de confiar en Él y aceptar su voluntad.
Como suele ser Dios, tan detallista y delicado con su hija, me realizó el milagro de poder pagar mi viaje y que los planes del matrimonio incluso se adelantaran. Me caso ahora el 02 de febrero; una fecha que se dio sin planificar, casi llegando de la JMJ… todo se ha ido dando como un verdadero regalo.
El 02 de febrero es el día de la Virgen de la Candelaria, día en que mi abuela siempre viajaba a su pueblo a celebrar. Ese día ella celebrará conmigo. Luego de todo, esto lo mejor que pude aprender este año maravilloso fue a confiar en Dios y aceptar su Voluntad.
Annette Otazú Cruz, Perú