– 50

– 49
diciembre 3, 2018
– 51
diciembre 1, 2018
La Jornada Mundial de la Juventud me ha regalado la mejor experiencia espiritual que he vivido en mi vida. En Brasil, sentí la presencia del Señor tan fuerte, como si hubiese estado en el cielo.
Celebrar mi fe con millones de jóvenes y escuchar al Papa Francisco decir: “Jesús cuenta contigo”, “La Iglesia cuenta contigo”me dejó una marca muy grande. Ese momento en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, marcó el comienzo a mi vida misionera. Me fui de Brasil con un fuerte impulso de hacer algo, por más pequeño que fuese, para Dios y para la Iglesia.
Tres años màs tarde, regresé a la Jornada Mundial de la Juventud, no solo por ir, sino para servir. Fui voluntaria internacional junto con otras 19,000 personas. Fue un placer pasar ese tiempo regalándole Señor.
Hoy, estoy en otro paìs, misionando, trabajando en el corazón de la Iglesia para ayudar a los cristianos perseguidos en el mundo.
Mi vida ha sido transformada gracias a estos encuentros, y le debo todo a Dios, quien usó a su siervo el Papa San Juan Pablo II para iniciar una Jornada que cambia tantas vidas de jóvenes.
Gracia Attu, Malta