– 78

– 77
noviembre 5, 2018
– 79
noviembre 3, 2018
Yo fui a Río 2013 y tuve la dicha de estar en Magé. Compartimos muchas experiencias, una de las que más presente tendré siempre es cuando nos enfermamos a causa del clima, pero las personas que vivían en los alrededores de la parroquia Nossa Senhora das Consolaçaos nos dieron las atenciones necesarias para mejorar. Llegamos a sentirnos como en casa, nos alimentaron con comida especial para mejorar y pudimos seguir viviendo la JMJ, realmente pudimos ser destinatarias de " tuve hambre y me diste de comer, estuve enfermo y me visitaste" pude ser testigo del amor de Dios.
Jackeline Melendez, El Salvador