– 82

– 81
noviembre 1, 2018
– 83
octubre 30, 2018
Poder participar en la JMJ fue un privilegio para mí. Cuando estuve en Polonia hubo muchas cosas que me indicaron que esa realmente era tierra de la Divina Misericordia, pero hubo dos momentos que siempre recordaré, pues estaba teniendo problemas con mi fe.
Uno de esos momentos fue la Noche de Adoración por los peregrinos de USA. Estaré siempre agradecida con el CdeC y con todos los que hicieron posible esa noche. Personalmente nunca había experimentado una adoración tan profunda. Pude sentir la presencia real del Señor; realmente me sentí en paz y en casa.
La segunda experience que recuerdo fue después de la misa final junto al Papa Francisco, mi grupo y yo estábamos caminando a nuestro hotel a unas 13 millas y media, recuerdo que ya estaba cansada y de repente Fr. Michael comenzó a rezar el rosario. Mientras rezábamos, otro países alrededor nuestro se nos unieron en sus respectivas lenguas. Allí pude experimentar realmente lo universal de nuestra fe, pude ver todas esas banderas en el aire y a todos a nuestro alrededor profesando nuestra fe mientras orábamos. Esa fue realmente un gran experience para mi. ¡Estoy muy emocionada por la JMJ en Panamá!
Karen Hidalgo, Estados Unidos