– 95

– 94
octubre 19, 2018
– 96
octubre 17, 2018
Si Dios lo permite Panamá será mi quinta JMJ, cada una ha sido especial, en cada una Dios ha hecho algo en mi vida, hoy me toca guiar a jóvenes a vivir esta experiencia, recuerdo cuando en un discurso del Papa Francisco, en el Via Crucis en Río de Janeiro, allí se nos invitaba a llevar nuestras alegrías, nuestros sufrimientos, nuestros fracasos a la Cruz de Cristo; y que allí encontraríamos un Corazón abierto que nos comprende, nos perdona, nos ama y nos pide llevar este mismo amor a nuestra vida, y a amar a todos con ese mismo amor. Llevé a la JMJ de Río un equipaje en mi corazón con mucho resentimiento, dolor, tristeza, soledad, no me sentía valorado, pero todo quedo atrás por el amor que Dios me mostró, en la familia que me recibió, en los momentos de adoración eucarística, regresé con un corazón que lleve al taller de reparación, y Dios lo reparó, lo restauró y me enseñó a amar de nuevo, en un momento Jesús me preguntó ¿Me quieres ayudar a llevar la Cruz?, y mi respuesta fue sí, sí Jesús, quiero ayudarte a llevar la Cruz, te quiero seguir, y por medio la JMJ e podido seguir sus pasos y dejar que su luz me guíe y ser luz para los demás.
Ivan Perez, Guatemala