– 97

– 96
octubre 17, 2018
– 98
octubre 15, 2018
Pude participar en las últimas Jornadas en Cracovia y Río y puedo decir que mi experiencia ha sido transformadora, de carácter definitivo para un cambio de vida y poder elegir el modo de vida como el que tengo hoy. La Santidad que el mundo necesita se da a través de cosas simples pero extraordinarias, como una gran multitud de personas profesando su fe. No me olvido de un momento en Río, cuando me levanté en medio de uno de los eventos centrales porque teníamos que regresar a nuestro lugar de alojamiento, y percibí una gran multitud en silencio y veneración. Vi expresiones silenciosas de amor y creencia en el Señor. En la JMJ de Cracovia fue donde, definitivamente comprendí lo bueno que es la iglesia católica; y cómo la Santidad y la vida junto al Señor es posible inclusive siendo joven, que tenemos fuerza y somos siempre guiados y muy bendecidos por Él y que nos cuida como sus amados. En la JMJ comprendí que mi iglesia es realmente, universal, gigante, y de Dios.