– 99

– 98
octubre 15, 2018
– 100
octubre 13, 2018
Fui a la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro en el 2013. Antes de la semana de los eventos principales en Rio, mi grupo de la arquidiócesis de Edmonton se estaba quedando en Aparecida, Brasil con los oblatos de María Inmaculada. Había también un grupo de la diócesis de Wollongong, Australia quedándose allí. Cuando estábamos haciendo el recorrido por la Basílica de Nuestra Señora de Aparecida, tuve la oportunidad de hablar con uno de los seminaristas de Wollongong que había conocido la noche anterior en nuestro hotel. ¡Estaba muy impresionada con su fe y testimonio! Me encanto conocer tantos jóvenes católicos encendidos en su fe y especialmente celebrar misa con cientos de jóvenes católicos en Río. En el 2015, luego de que el seminarista que conocí en Aparecida discerniera que su llamado era el matrimonio y no el sacerdocio, nos casamos en una iglesia hermosa en su diócesis de Wollongong y luego nos mudamos a Canadá, de donde soy. Acabamos de celebrar nuestro tercer aniversario y estamos muy agradecidos con Dios por utilizar la jornada mundial de la juventud como medio para conocernos.
Stephanie Bajac, Canadá