Santa Rosa de Lima “Primera Flor de Santidad de América”

Un poco de historia: La creación de la parroquia San Juan María Bautista Vianney
agosto 15, 2018
Santa Rosa de Lima “Primera Flor de Santidad de América”
agosto 23, 2018

Santa Rosa de Lima “Primera Flor de Santidad de América”

Isabel Flores de Oliva fue una mujer bella no solo por su apariencia (de allí el apodo de Rosa), sino por su corazón puro y dedicado a la oración y contemplación en lo secreto.
Ella misma querrá salir de Lima como misionera pero diversas circunstancias se lo impiden.
Durante su vida, Rosa de Lima fue un ejemplo muy claro de obediencia, fortaleza, trabajo, servicio y amor a Dios.
Melissa Vásquez Orellana cuenta como experiencia: cuando visitas el Santuario de Santa Rosa de Lima, en la pared encuentras unas placas de metal en la que están los datos más importantes de la vida de la santa. Así que empecé mi recorrido leyendo su vida, ahí mismo, por donde ella caminó. Y mientras leía, realmente me quedaba sorprendida y admirada por la vida que tuvo: Santa Rosa se propuso vivir para amar a Jesucristo, renunciando a su belleza, al matrimonio y se convirtió en terciaria dominica, era religiosa, pero vivía en su casa dedicada enteramente a los niños y a los enfermos, realizó muchas penitencias y falleció en fama de santidad.
Orando, en silencio, logré tres reflexiones: La santidad es un deseo del corazón de Dios para cada uno de nosotros, es decir, Dios pensó desde siempre que Santa Rosa sea la santa que hoy conocemos y el camino que ella recorrió era necesario para su tiempo, para su entorno, para la Iglesia en ese tiempo; y así ese deseo, Dios lo tiene con cada uno de nosotros, en el tiempo que vivimos, con nuestras fragilidades, luchas, en nuestras diversas circunstancias y misiones.
También añade que para ella “La santidad es un camino de amor, un amor que nace del encuentro con Dios. Santa Rosa tenía experiencias muy fuertes de oración, donde se llenaba del amor de Dios y así era capaz de darlo a los que la rodeaban. Gracias a su vida espiritual tenía la capacidad y la fortaleza para atender a enfermos y ayudar a niños, acercarse a la miseria, ver y amar a Jesús en ellos.
No podemos amar a los demás si no nos llenamos del amor de Dios, es Él quien nos da las virtudes que necesitamos para alcanzar la santidad y amar al mundo con el corazón de Jesús”.
Pero hay tres puntos fundamentales que el entonces cardenal Ratzinger nos hace notar, tres puntos que son la herencia de la santa para el pueblo cristiano.

Las 3 virtudes de Santa Rosa de Lima para los jóvenes y adultos que hoy desean seguir a Jesús:

1. El valor de la oración: dejarse incendiar por su fuego santo.
Con su vida misma santa Rosa nos deja esta gran enseñanza, la oración no es un simple recitar de fórmulas, la oración para el cristiano es la vida misma donde sea y en el momento que sea.
2. El amor a los pobres: brota de la solidaridad con el Cristo doliente.
El amor preferencial por los pobres no es un descubrimiento de nuestro siglo, al máximo es un redescubrimiento, puesto que esta jerarquía del amor era bien clara para todos los grandes santos. Era clarísima sobre todo para Rosa de Lima, cuya mística del sufrimiento con todos los pobres y los que sufren, que brota de la solidaridad con el Cristo doliente».
3. La misión del cristiano: La misión de Rosa de Lima era cumplir la voluntad de Dios así esta no sea la que ella deseaba, su corazón lo deseaba a Él por sobre todo y deseaba que todos lo conocieran
Murió a los treinta y un años en Lima el 24 de agosto de 1617. Su cuerpo se venera en la Basílica dominicana de Santo Domingo en Lima. Fue canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671. Desde ese año Toda América Meridional y Filipinas la veneran como patrona.
Te invitamos a conocer la vida de Santa Rosa de Lima como Patrona de la JMJ, su misión, su espiritualidad y su opción por lo menos favorecidos. ¡Quiero conocerla más!
A ejemplo de Rosa de Lima llevemos la luz de Jesús a la nuestra y seamos modelo de virtud también en nuestra familia.

¡Nos vemos en Panamá!